>
 

QUÉ HACER FRENTE A “EL NIÑO”
Decisiones políticas que deben adoptarse,
antes, durante y después de eventos catastróficos

 

 

l Ing. Agr. Ph. D. Absalón Vásquez Villanueva, ex Ministro de Agricultura, y profesor principal de la Universidad Nacional Agraria-La Molina, le tocó vivir en carne propia los efectos dramáticos del Fenómeno “El Niño” 1997-1998. Sus experiencias para afrontar eventos catastróficos de esa magnitud se resumen en lo siguiente:

 

LO QUE DEBE HACERSE ANTES
QUE LLEGUEN LAS LLUVIAS

1. PREVENCIÓN: Se deben realizar los diferentes trabajos de campo (descolmatación, limpieza, corrección y reforzamiento de cauces de ríos, construcción de enrocados y gaviones), que permitan mitigar los efectos destructivos del evento. Además, limpieza de los drenes principales y secundarios a fin de evacuar rápidamente los excesos de agua superficial y evitar las inundaciones y los encharcamientos de agua, que a la larga se convierten en focos de infección y criaderos de larvas de zancudos. Todos estos trabajos deben estar listos por lo menos un mes antes de iniciarse las lluvias. Es importante que las autoridades y la población en su conjunto tengamos una cultura de prevención y solidaridad para enfrentar con éxito los embates de la naturaleza.

2. DESARROLLO DEL DESASTRE (EMERGENCIA): En esta etapa corresponde monitorear el evento y todos sus efectos para tomar las medidas adecuadas y oportunas. Es importante resaltar que con el fin de evitar órdenes y contra órdenes, se requiere designar a una sola persona responsable que tenga toda la autoridad necesaria para tomar las decisiones adecuadas y oportunas, que permitan encarar con éxito y con el menor costo posible de daños materiales y de vidas humanas. Las demás personas de las diferentes instituciones se convierten automáticamente en colaboradores. Debe tenerse muy presente que cuando ya se inician los problemas, normalmente reina la confusión, el nerviosismo, el caos, la desinformación, aparece gente oportunista y corrupta que trata de aprovechar la situación. Se debe tener muy presente el dicho popular: “La ayuda en el momento oportuno, aunque sea pequeña, es ayuda; después, aunque sea grande ya no lo es”. En esta etapa el equipo responsable tiene que tener una capacidad de respuesta extraordinaria ante los diferentes hechos de emergencia que van ocurriendo en todo momento.

Para atender esta etapa normalmente se requiere contar con alimentos no perecibles, agua, medicinas y equipos de fumigación y pool de maquinaria pesada.

LO QUE EL ESTADO DEBE TENER A LA MANO

El Estado debe contar con lotes de maquinaria pesada en cada región que pueda ser afectada por los excesos de lluvias. La maquinaria pesada básica se compone de:

Tractores D-7, D-8 y D-9

Retroexcavadoras de brazo largo

Cargadores frontales

Volquetes roqueros

Bombas y motobombas

Tuberías y mangueras

Grupos electrógenos, etc.

Tanques cisterna, picos, lampas, carretillas, barretas, etc.

Carpas, colchones, linternas

Helicópteros, aviones, barcos

Definir la ubicación de áreas para refugios temporales, etc.

3. LA RECONSTRUCCIÓN: Esta etapa debe iniciarse tan pronto se terminen las lluvias, para lo cual debe convocarse a profesionales de las diferentes ramas de ingeniería, salud, entre otras, pues las tareas que se desarrollarán en esta etapa requieren un manejo eminentemente técnico. Hablar antes de reconstrucción es perder tiempo y confundir

La participación de la población lugareña es fundamental para ir chequeando los avances y la calidad de los trabajos. Cuando la población observa algo incorrecto, esta debe ser la primera en denunciar dichas irregularidades, en caso contrario pasan a ser cómplices.

4 ACCIONES IMPORTANTES A DESARROLLAR A FUTURO:

a) Recuperar el área del cauce natural de los ríos y “quebradas secas”, que han sido invadidas para construir viviendas, galpones, establos u otros usos. El río tarde o temprano tratará de recuperar su cauce, el cual el hombre le ha quitado irresponsablemente.

DESBORDE DEL RÍO REQUE, LAMBAYEQUE: El COEN informa que en Lambayeque hay 11,661 heáctreas afectadas de cultivos de arroz, maíz amarillo duro, caña de azúcar, plátanos y mangos.

 

UBICAR ÁREAS PARA LOS DESPLAZADOS

b) El Estado debe planificar y habilitar rápidamente nuevas áreas para la reubicación de las personas a ser desplazadas de los cauces y otras zonas vulnerables, previo empadronamiento, a fin de evitar el accionar de los traficantes de tierras.

c) Las autoridades locales, regionales o nacionales deben asumir con absoluta responsabilidad la tarea de recuperación de cauces y reubicación de las familias en terrenos del Estado. De lo contrario los problemas seguirán creciendo y los desastres se repetirán, tal como ha venido ocurriendo hasta la fecha. Si dejamos que los invasores se consoliden nuestro país pierde el principio de autoridad, el respeto a las leyes; y en lo fundamental, empobrece su economía, sigue el caos, y los vivos siguen estafando a los verdaderamente necesitados e incautos. Las autoridades irresponsables que contravengan estos principios deben ser sancionadas.

DESBORDE DEL RÍO SANTA, ANCASH: En esta región existen arruinadas 34,000 Hás de cultivos con maíz, caña de azúcar, arroz, yuca, pan llevar y 70,000 productores sin trabajo

 

RECUPERAR LAS FAJAS MARGINALES DE TODOS LOS RÍOS

d) Recuperación de las fajas marginales de todos los ríos. Las fajas marginales de los ríos deben tener un ancho promedio entre 30 a 50 metros a cada lado del cauce del río. Estas áreas siempre fueron y deben seguir siendo intangibles. Además, deben estar densamente cubiertas o plantadas con árboles, arbustos y gramíneas: sauces, tara, huarango, pájaro bobo, caña brava, carrizos, caña de Guayaquil, jaboncillo o choloque, etc., formando verdaderas defensas vivas. Esto ayudará a proteger los campos aledaños y a mitigar las inundaciones. Además, se debe sancionar ejemplarmente a quienes destruyan estas áreas intangibles.

e) Descolmatación, limpieza y protección de los cauces de los ríos y quebradas secas importantes. Se debe instaurar como política de Estado que todos los años religiosa y puntualmente se realicen tareas de descolmatación, limpieza de los cauces de ríos y quebradas con el fin de mantener su capacidad de descarga y evitar o mitigar las inundaciones y desbordes.

f) Defensas ribereñas y encauzamiento de ríos. Las obras de encauzamiento y defensas ribereñas son sumamente importantes, especialmente en las zonas críticas, donde se presentan cíclicamente estos eventos extraordinarios. Estos trabajos deben ser dirigidos por ingenieros especialistas en la materia. Aquí se utilizan los enrocados, gaviones, etc., dependiendo del estudio respectivo y de la situación en particular.

g) Sistemas de drenaje y evacuación de las aguas de lluvia de las áreas urbanas. Se debe dar una solución definitiva al problema de las inundaciones de las áreas urbanas que sufren las diferentes ciudades a lo largo del país, cuando se presentan excesivas lluvias. Para ello se debe construir sistemas de drenaje para la evacuación rápida de las aguas de escorrentía que inundan las ciudades. De no hacerse esas obras, los daños siempre se presentarán: casas destruidas, sistemas de alcantarillado colapsados, construcciones públicas dañadas, presencia de enfermedades y muerte de personas debido al dengue, zica, chicungunya, entre otras, por las aguas estancadas y la presencia de zancudos y mosquitos. El mantenimiento de toda esta infraestructura de drenaje debe realizarse puntualmente y en forma técnica. Todas estas tareas deben obedecer a un plan integral elaborado previamente por los especialistas.

RECONSTRUCCIÓN DE CANALES: Tramo del estratégico canal “Taymi” entre Chongoyape y Pítipo (Lambayeque), dañado por el río “Loco”, inundó más de 800 hectáreas de arroz, caña de azúcar, maíz, yuca y panllevar, que ahora urge su reconstrucción para irrigar las áreas de cultivo.

 

EL ORIGEN DE LOS DESASTRES

h) Tratamiento integral de las microcuencas vulnerables, si se quiere dar solución definitiva a los problemas de huaicos, inundaciones y desbordes de los ríos, caídas de puentes, caída de casas, etc., se tienen que efectuar trabajos a lo largo de las microcuencas más vulnerables y comenzando dichos trabajos desde las partes más altas hacia abajo. Normalmente ante los desastres que ocurren en las zonas medias y bajas de los valles, en ellos se concentran los recursos. Sin embargo, el origen de estos desastres se ubica en las cabeceras de las microcuencas o cuencas, lugares donde se inician las lluvias, las que debido a las altas pendientes de las laderas, la deforestación, el sobre pastoreo con ganado de pezuña y las malas prácticas agrícolas, erosionan los suelos y se desencadenan los huaicos, derrumbes e inundaciones. Para evitar esas situaciones trágicas, los trabajos a llevarse a cabo son:

Construcción de reservorios pequeños y medianos desde la cabecera de cuenca o microcuenca, para almacenar las aguas de escorrentía en época de lluvia y utilizarlas en el estiaje.

Reforestación masiva de las laderas y cauces de las quebradas y ríos, a fin de estabilizar los suelos y favorecer la infiltración de las aguas de lluvia.

Regeneración de pastizales desde las cabeceras de las cuencas hacia abajo.

Construcción de acequias de desviación y zanjas de infiltración desde las partes altas, a fin de proteger las áreas y aumentar la infiltración de los suelos.

Ubicación de zonas de recarga de las aguas subterráneas, mediante la infiltración de las aguas de lluvias.

Construcción de diques para el control de cárcavas, entre otras actividades.

Si se prioriza la siembra de árboles y pastos, junto con la construcción de zanjas de infiltración desde las partes altas de las cuencas y se construyen pequeños y medianos reservorios a lo largo de la cuenca, definitivamente la cantidad de agua de los ríos y quebradas que llega a la costa será mucho menor. Con todos estos trabajos se logrará regular mejor las descargas de los ríos y quebradas y consecuentemente se mitigarán sus efectos destructivos en los años de excesiva lluvia, pero al mismo tiempo se mejorará la disponibilidad de agua para las partes medias y bajas en las épocas de estiaje.

 

SE DEBE REFORESTAR 250 MIL HÁS.

Conservadoramente, nuestro país se debe embarcar en la tarea de reforestación y regeneración de pastos de por lo menos unas 250,000 hectáreas al año en los Andes peruanos. Con ello se logrará:

Más agua y de buena calidad para las partes bajas en las épocas de estiaje.

Menor erosión de los suelos

Generación de por lo menos unos 26 millones de jornales directos al año, para las poblaciones rurales y más pobres de las zonas alto andinas. Estos empleos son productivos y de gran impacto en lo social, económico y ambiental.

Aumento del caudal y número de puquiales en las partes medias y bajas de las cuencas.

Captación e infiltración de unos 750 a 1,000 millones de m3 de agua de escorrentía al año, que de no hacerse estos trabajos, simplemente estas aguas se perderán hacia el mar.

Más carne, leche, fibra, leña, entre otros beneficios, para las poblaciones alto andinas, mejorando su alimentación y su situación económica.

Descontaminación ambiental al captar el CO2 atmosférico.

Mejora del medio ambiente y el paisaje natural.

Más oxígeno para una vida más saludable de las personas.

Regeneración de la biodiversidad.

Regeneración del ciclo hidrológico.

Mitigación de los eventos hidrológicos y climatológicos extremos, y

Aumento del potencial turístico, entre otros beneficios directos.

FORESTACIÓN: Como parte del aprovechamiento de las lluvias el SERFOR-Piura, hizo plantar 5,000 algarrobos y faiques en Tambogrande, en alianza con los ganaderos de la zona

 

GRANJA PORCÓN” MODELO DE DESARROLLO RURAL

El ejemplo que se tiene a la fecha de un modelo de desarrollo rural integrado en sierra es la Cooperativa Agraria Atahualpa Jerusalén, Granja Porcón, situada en Cajamarca, que con mucho esfuerzo de sus dirigentes y asociados, así como el apoyo de organizaciones internacionales (Misión técnica Belga, FAO Holanda, COTESU) y del propio Estado Peruano. Dicha cooperativa tiene alrededor de 10,000 Has. de bosques, pastos, ganadería estabulada y silvestre, piscigranjas, cultivos alimenticios, agroindustria, turismo, envasado de agua, entre otras actividades; constituyéndose en una fuente de generación de riqueza y de protección del medio ambiente en la zona alto andina. Este ejemplo debe ser multiplicado en toda la sierra peruana. Para ello se requiere la decisión política de las autoridades para asignar el financiamiento respectivo.

 

FORTALECER LAS ORGANIZACIONES DE USUARIOS

i) Apoyo al fortalecimiento de las organizaciones de usuarios de agua. Este aspecto es de gran importancia, pues con organizaciones fuertes de los propios protagonistas y afectados directos por los desastres naturales, se podrá lograr que las tareas a realizarse sean sostenibles en el tiempo. La capacitación de sus dirigentes y asociados, créditos para la compra de maquinaria pesada, la despolitización partidaria de sus dirigentes y la toma de conciencia de todos sus integrantes, contribuirán a que se resuelvan estos problemas gradualmente-

 

 

CÓMO APROVECHAR
LA ABUNDANCIA DE AGUA

ugerencias del Ing. Absalón Vásquez para el repoblamiento de bosques, mejoramiento de pastizales naturales, engorde de ganado, cultivo de productos alimenticios, producción de miel, piscicultura…

 

1. REPOBLAMIENTO DE LOS BOSQUES SECOS DEL NORTE: En los años de abundante lluvia, se debe ayudar a repoblar las extensas áreas que se encuentran con bosques totalmente raleados. Para ello es necesario realizar anticipadamente campañas de recolección de semillas de los corrales de caprinos, asnos y vacunos, los cuales deben ser compradas por el Ministerio de Agricultura y Riego, tal como se hizo en 1997; para ser esparcidas en el campo al momento de iniciarse las lluvias. Con esa fórmula, en “El Niño” de 1997/1998, se logró repoblar por lo menos unas 100 mil Has. de los bosques secos del norte. Este es el momento clave para realizar esta tarea, y que de planificarse adecuadamente se puede llegar fácilmente a unas 300 mil Has. de repoblamiento.

 

2. SIEMBRA DE CULTIVOS ALIMENTICIOS EN LAS ÁREAS HÚMEDAS DEL DESIERTO: Es conveniente organizar programas de siembra de cultivos alimenticios (maíz, frijoles, zarandaja, zapallo, sandía, achira entre otras especies) en las tierras húmedas del desierto, entregando gratuitamente las semillas a los agricultores y familias lugareñas de escasos recursos. El resultado será de miles de toneladas de alimentos para su propio consumo y para el mercado. El año 1998 se logró sembrar unas 15,000 Has., pero planificándolo con anticipación, fácilmente podría incrementarse hasta 100 mil Has., pues las tierras están allí, son eriazas y de propiedad del Estado.

 

PRODUCCIÓN DE MAIZ: En solo 120 días se puede cosechar el grano, básico para consumo humano y para el desarrollo de avicultura.

 

3. SIEMBRA DE ALEVINOS DE PECES EN LA LAGUNA “LA NIÑA”: Dado el embalse natural de agua que se forma en el desierto, es oportuno sembrar millones de alevinos de pejerrey y bagres, entre otras especies de peces, a fin de que los pobladores más necesitados de la región puedan obtener proteínas para su alimentación y comercialización.

 

4. PRODUCCIÓN DE MIEL DE ABEJAS: Después de la temporada de lluvia, el verdor y el florecimien-to de los desiertos es excepcional y por lo tanto el potencial pa-ra la producción de miel de abeja es muy grande. Por ello se debe apoyar a los campesinos de la zona con créditos en colmenas de abejas para la producción de miel. Junto a ello se les debe capacitar in situ para lograr un manejo adecuado de la producción apícola.

 

PARA APORVECHAR LOS BOSQUES: Llevar ganado para aprovechar los pastizales y abejas para aprovechar la floración silvestre

 

5. ENGORDE DE GANADO: Producto de las lluvias crecerán los pastos naturales en los desiertos, en forma impresionante, convirtiéndose en alfombras verdes. Ante esta situación el Estado debe promover su aprovechamiento para la producción de miles de toneladas de carnes rojas. La abundante cantidad de pastos bien puede durar entre 2 a 3 años seguidos.

 

6. RECARGA DE LOS RESERVORIOS SUBTERRÁNEOS: En todos los desiertos del norte, el nivel de las aguas subterráneas sube producto de estas excesivas lluvias, y por lo tanto su potencial de aprovechamiento para el desarrollo de la actividad agropecuaria es muy alto.

 

SIEMBRA DE AGUA: Construir zanjas de infiltración y propiciar la forestación en las partes altas para cebar el acuífero en el estiaje.

Como podemos ver, con ingenio, trabajo y apoyo del Estado y liderazgo de sus autoridades, los campesinos y productores rurales pueden aprovechar el lado bueno de estos fenómenos naturales y generar riqueza a su favor, de su entorno, y del país. Para ello sólo se requiere decisión de las autoridades, así como el interés y trabajo de los líderes locales, dejando atrás el pesimismo y fatalismo.

7. PARTICIPACIÓN DE NUESTRAS FFAA Y PNP: En todo momento de la ocurrencia de estos fenómenos naturales excepcionales, se debe contar con la participación de los miembros de nuestras FF.AA y fuerzas policiales. Ellos pueden participar en las tareas de ayuda, rescate, custodia y seguridad-

 

 

 

 

 

 

   
 


AGRONOTICIAS EDITORES Jr. Pablo Bermúdez 285-202, Jesús María, Lima 11, Perú.

Teléfonos: (01) 4338632 y 4338650 Fax: (01) 4339574 Nextel: 123*2219 123*2220 y 417*446
Celulares: 990369082 RPM #615702 990370622 RPM #615701

Correos electrónicos:
agronoticias@speedy.com.pe prensa@agronoticiasperu.com agronoticiasperu@gmail.com

Página web:
www.agronoticiasperu.com