¿EN QUÉ FALLAMOS FRENTE A “EL NIÑO”?

   

rimero, no tuvimos previsión. Los responsables de que la tuviéramos, Alan García, Alejandro Toledo y Ollanta Humala, confiaron la seguridad y la salud del país en manos de gente que no  acertó, por razones que ahora deben analizarse y enmendarse. De lo contrario seguiremos de mal en peor.

El 26 de febrero del 2013 se creó el “Estudio Nacional del Fenómeno El Niño” (ENFEN)  cuya responsabilidad es monitorear, vigilar, analizar y alertar sobre las anomalías del océano y la atmósfera que permitan diseñar medidas de prevención oportunas para reducir los impactos del Fenómeno El Niño. Reúne a los más  destacados  científicos de  IMARPE, SENAMHI, IPG, ANA, INDECI Y DHNM.

¿Qué ocurrió? El ENFEN no  alertó al país.  Y no lo hizo porque al SENAMHI, organismo clave para estudiar el clima, se le paseó el alma. Dos años antes había anunciado un Super Niño que no ocurrió. Luego anunció una Super Niña, que tampoco ocurrió. En esta ocasión no anunció nada  y cuando se desataron las primeras lluvias el ENFEN, el 3 de febrero, se apresuró a bautizarlo como  “El Niño Costero Débil”, siendo en la práctica “El Niño” tradicional  que, así como destrozó economías y vidas en el Perú,  lo hizo en Argentina, Uruguay,  Bolivia, Ecuador, Colombia, Venezuela y sigue golpeando hacia Centro América.  *El  ENFEN que no supo decir cuándo comenzaba “El Niño”,  ahora  sí tiene la certeza que termina en mayo. No ha tomado en cuenta que los fenómenos “muy fuertes”, como el que acabamos de sufrir, tienen una duración aproximada de 24 meses: así  ocurrió en 1925-1926; 1982-1983; 1997-1998, con lo que  hay  probabilidades que éste “Niño” siga golpeando hasta el 2018.

Negligencias científicas como estas cuestan demasiado dinero al país y dejan mucho dolor en el pueblo.

Los políticos y algunas Universidades tendrán que explicar por qué el satélite que nos costó  200 millones de dólares no tomó una sola foto, habiendo sido adquirido precisamente para monitorear las áreas afectadas por desastres, la seguridad y la minería ilegal. Para esta hecatombe no sirvió de nada.

Gran parte de nuestra infraestructura vial  es débil, mal ubicada, mal diseñada y  mal construida. ¿Cómo se explica que una carretera en Piura se deshaga como un turrón de mil hojas? (Por defectos  como esos ahora tenemos que reparar  2,714 kilómetros de vías y arreglar otros 6,237 kilómetros. En el Perú cada kilómetro de carretera, sumando los sobreprecios  vía adendas, cuesta 1 millón 100 mil dólares; mientras que en Europa  cuesta  178 mil dólares)

A un país, afectado por “El Niño” se le pueden caer 10, 20, 30 puentes,  pero  que se caigan 326 y otros 523 estén en calidad de “afectados”, subterfugio  para decirnos que por allí no puede pasar un camión con su carga normal, significa que ingenieros y arquitectos viales  no acertaron. Las Universidades que formaron a esos profesionales, enmudecieron. Eso sí, cobraron el canon y el sobrecanon.

Cada puente bailey, como el de Virú, cuesta 9 millones de soles. Un puente como el Chilina de Arequipa, con una luz de 157 metros y 13.30 de ancho,  cuesta 228 millones de soles. Hemos perdido una cifra cuantiosa en puentes. A ninguno de esos ingenieros y arquitectos viales debería confiárseles ni una obra pública más.

El descolmatado y enrocado hecho sin criterio técnico por el equipo  dirigido por el exministro humalista Juan Manuel Benites, costó al país 2,500 millones de soles. Todo ese dinero  se fue al agua.

En el último medio siglo el Estado encargó la reforestación de las partes altas de las cuencas a INRENA, SERFOR, PRONAMACHS, la Dirección General Forestal y de Fauna Silvestre, algunas de las cuales decoraron con árboles las zonas erosionadas, pero nunca hubo un proyecto concreto para forestar, comercial e industrialmente,  la zona andina, donde existen 7.5 millones de hectáreas degradadas.

En los años 90 se  estructuró INADE para construir reservorios, represas y canales, entre ellos los más grandes proyectos de irrigación: Chira –Piura; Olmos-Tinajones en Lambayeque; Chavimochic en La Libertad; Chinecas en Ancash; Jaén-San Ignacio-Bagua entre Amazonas y Cajamarca; Tambo-Ccaracocha en Ica; Pasto Grande en Moquegua; Majes-Sihuas en Arequipa; PETAC en Tacna; Lagunillas en Puno; y otros en sierra y selva. Los políticos deshicieron INADE y transfirieron sus obligaciones a los gobiernos regionales, que no han construido  reservorio alguno.

Igual se procedió con el “Programa de Encausamiento de Ríos y Protección de Estructuras de Captación”(PERPEC). Su maquinaria pesada se transfirió a  los gobiernos regionales,  donde todo se echó a perder. 

En octubre del año 2013 la ANA  alertó al país sobre 137 ríos, que requerían  968 defensas ribereñas y limpieza de cauces, con un costo de  786 millones de soles. Humala aprovechó ese informe para hacer su campaña de descolmatación en el Norte. Todas las demás autoridades encarpetaron el documento, creyendo  que nunca más se presentaría “El Niño”.

El drama se multiplicó por dos razones: miles de personas hicieron sus viviendas en los cauces secos de las quebradas (incluso con títulos) y otros millones utilizaron los ríos y lagunas como vertederos de basura y desagües.

Propuestas en lo inmediato:

  1. El gobierno debe abrir juego a la participación de las empresas europeas en la reconstrucción, descartando a las brasileñas incursas en corrupción.

  2. Para superar la escasa conectividad entre las  regiones, el gobierno debe acudir a fuentes internacionales de crédito (BID, BM, FMI) para  construir infraestructura vial, de lo contrario seguiremos siendo un país desintegrado.

  3. La administración pública regional y local debe aprender a hacer proyectos. Así nadie tendrá que devolver dinero a fin de año, porque no sabe en qué gastarlo.

  4. Ninguna obra debe emprenderse si no se acompaña de la Contraloría General de la República-

(Julián Cortez Sánchez)


 

 

   


AGRONOTICIAS EDITORES Jr. Pablo Bermúdez 285-202, Jesús María, Lima 11, Perú.

Teléfonos: (01) 4338632 y 4338650 Fax: (01) 4339574 Nextel: 123*2219 123*2220 y 417*446
Celulares: 990369082 RPM #615702 990370622 RPM #615701

Correos electrónicos:
agronoticias@speedy.com.pe prensa@agronoticiasperu.com agronoticiasperu@gmail.com

Página web:
www.agronoticiasperu.com